jesus sepultado

Jesús Sepultado

Autor: desconocido

Fecha de Consagración: 9 de diciembre de 1979

Medidas: Altura 1.50 x 0.40 cm de Ancho

La Imagen se constituye por una bella talladura que expone vividamente un cuerpo sometido a esfuerzo evidenciado por el marcado de músculos y tendones en brazos y piernas, así como el trabajo efectuado por el artista en el tórax siendo notorio que el encarnado adecuadamente aplicado realza con realismo dicha escultura la cual tiene indiscutible carácter. El rostro del Señor Sepultado de la Escuela de Cristo presenta ojos a medio cerrar y boca entreabierta dando la impresión de un ser humano que acaba de morir victima de un tormento cruel, en este caso concreto la crucifixión. Otra de las características de la imagen, es la abundante cantidad de sangre que presenta, en efecto las perforaciones por la acción de clavos en manos, pies, la flagelación, la herida del costado entre otras han sido tratadas con gran realismo.

Dicha imagen posee movimiento en piernas, brazos y cuello, lo cual facilita el acto de la crucifixión y descendimiento para el Viernes Santo.

En el encarnado de dicha imagen es evidente el esfuerzo por exponer una tonalidad blanca que simula diestramente la palidez mortecina, la cual contrasta con la sangre que brota de sus heridas, siento especialmente notorio que el artista encarnador se esmero y logro un realismo impresionante.

La Imagen del Jesús Sepultado tiene 1.50 metros de alto y 40 centímetros de ancho en la espalda, no se tienen datos que revelen el nombre del escultor.

Dicha escultura se procesiona los días Viernes Santo en una urna elaborada en Sevilla España , la cual esta echa en madera y dorada con lamina de oro, misma que fue diseñada por el artista antigueño Francisco Álvarez y donada por el señor Francisco Aguirre y Asturias.

El primer domingo del mes de Noviembre de cada año, la Imagen se procesiona con motivo de hacer un homenaje póstumo a los Fieles Difuntos, además de crear un hermanamiento con las cofradías, asociaciones y hermandades de toda la República de Guatemala.

El día 9 de diciembre de 1,979 fue consagrada la imagen del Jesús Sepultado por el cardenal Mario Casariego, Arzobispo Metropolitano de Guatemala.